5 minutos con… Marcos Outeda

Hoy charlamos 5 minutos con Marcos Pérez Outeda, árbitro internacional de balonmano playa y árbitro nacional de balonmano.

Pregunta: Antes de nada, nos gustaría conocerte un poco más. ¿A qué te dedicas?

Respuesta: Soy coordinador en un gimnasio de Barcelona, ademas de entrenador personal e instructor de actividades dirigidas.

P: ¿Cómo te adentraste en el mundo del balonmano playa?

R: Cuando tenia 15 años nuestro entrenador de aquel entonces, Nacho Patiño, nos dijo que había un torneo de balonmano playa que se celebraba donde yo veraneaba. Fue probarlo con mis compañeros y quedarme enamorado del deporte. Al ser un deporte nuevo, un miembro de cada equipo tenia que arbitrar el resto de partidos y a mi me empezó a gustar. Fue la primera vez que cogía un silbato y jugaba, era muy divertido (y eso que las normas no las sabíamos muy bien)

P: En el balonmano playa eres conocido, además de por tu buena labor puramente arbitral, por tu aportación al espectáculo. ¿Cuál crees que es el papel del árbitro dentro del “producto” del balonmano playa?

R: El papel de arbitro es muy importante, no solo por intentar que se cumplan las normas y sobre todo explicarlas, sino como parte del espectáculo. No olvidemos que los verdaderos protagonistas son los jugadores, pero considero que el arbitro, un deportista mas dentro del campo, tiene que dar espectáculo sin ser espectáculo, sin ser el centro de atención, esa es la clave. Los árbitros tenemos la labor de enseñar al resto del mundo como se practica esta disciplina ya que no todo el mundo conoce realmente las normas al ser algo muy nuevo y en constante cambio.

Pero lo mas bonito de este deporte es la fraternidad entre todos los estamentos, todos somos parte de la familia Balonmano Playa. Da gusto hacer el llamado tercer tiempo entre entrenadores, jugadores, espectadores y árbitros, esto es lo que hace tan grande nuestro deporte.

P: Recientemente hemos conocido que, junto a Héctor Fraile, estarás en el Campeonato de Europa U-16 que se disputará en Nazaré (Portugal). ¿Cómo afrontas esta nueva experiencia internacional? ¿Qué diferencia hay entre arbitrar categoría absoluta y base?

R: Como cada nominación la afrontamos con mucha ilusión, siempre es un honor que cuenten contigo para una competición internacional, pero esta tiene una gran importancia. Es la primera vez que existe un Campeonato de Europa Sub-16, que a su vez será clasificatorio para el primer Mundial Sub-17 el año proximo, y este a su vez clasificatorio para los Juegos Olímpicos de la Juventud en el 2018, por lo que veremos a los chicos y chicas que podrán participar en los Juegos Olímpicos en esta modalidad. Intentaremos estar a la altura de la competición y dejar al Balonmano Playa español a gran nivel.

En cuanto a la diferencia entre absoluta y base … para nosotros no hay diferencia, lo afrontas del mismo modo, quizá algo más dialogantes y expresivos puesto que son el futuro de nuestro deporte, los tenemos que cuidar e intentar inculcar los valores y las normas de nuestro deporte. La base (el deporte base) son los cimientos para que el Balonmano Playa se afiance en el futuro.

P: Tras el Europeo U-19 de Lloret de Mar, en julio de 2015 arbitraste junto a la polaca Joanna Brehmer los partidos de exhibición en la sede del COI en Suiza en los que participaron los mejores jugadores del mundo en categoría masculina y femenina. ¿Qué puedes contarnos de esta experiencia?

R: Ha sido una de las mayores experiencias de mi vida deportiva. Como todo deportista soñamos llegar a competir algún día  en los Juegos Olímpicos. Esto ha sido lo más proximo; ir a Suiza, el epicentro del olímpismo, con los mejores jugadores del mundo, con un ambiente lúdico-festivo y que piensen en ti para representar todo esto a nivel internacional, sin palabras. La IHF creó un maravilloso evento para intentar mostrar al mundo y al presidente del COI Thomas Bach que quedó asombrado y muy emocionado, de todos los valores del Beach.

Este evento te da muchas más fuerzas para intentar mejorar a nivel individual y colectivo por el pro del arbitraje español.

P: El objetivo de este evento era mostrar el balonmano playa al COI de cara a una futura inclusión dentro de los Juegos Olímpicos. ¿Cómo ves las aspiraciones olímpicas de nuestro deporte?

R: Se está trabajando mucho y muy duro para que se pueda conseguir que se introduzca en los Juegos Olímpicos de 2024. El Balonmano Playa lo tiene todo para que sea olímpico: fair play, espectáculo, ágil, veloz, muy divertido para practicar y para ver. A mi modo de ver es el deporte que mayor representa los valores del olimpismo moderno que instauró el baron de Coubertin, por tanto estoy completamente seguro que se conseguirá que sea deporte olímpico a un periodo de corto-medio plazo.

11755849_10207106651254981_4632824320702910777_n

P: Una pregunta un poco más personal. ¿Cuál es el partido de balonmano playa del que guardas un mejor recuerdo? ¿Algún partido en el que hayas sentido una presión excepcional?

R: De todos los partidos siempre tienes un recuerdo especial, pero nunca me olvidaré de la semifinal en los World Games 2009 en Taiwan entre Brasil y Croacia, dos potencias mundiales y una final anticipada. Hubo de todo, un set para cada equipo, uno decidido en gol de oro y con shoot outs. Un espectáculo y a su vez en el que más presión tuve. Aun así cada partido te metes presión por hacerlo lo mejor posible y porque a la gente le guste más este deporte.

Por último,  y para conocerte un poco más, responde a estas preguntas rápidas:

¿Giro o Flight?: Flight

Torneo Favorito: Sin duda, el torneo de Sanxenxo que cada año organiza la familia Dominguez donde empecé a jugar y arbitrar.

Un/a deportista, artista o personaje conocido al que admires: Javier Gomez Noya, Rafa Nadal y Pau Gasol, para mi los tres mejores deportistas españoles.

Un hobby: La tecnología.

Jugador/a de balonmano playa favorito: Bruninho de Brasil y Tomás de Barbate.

Cantante/Grupo musical favorito: Roxette

 Película favorita: Star Wars

Sin más, un placer haber charlado 5 minutos contigo. ¡Nos vemos en la arena!