El especialista. Por Alfonso Rodríguez

Os presentamos la segunda entrega de “El Rincón del Mister”. Continuamos nuestra sección más técnica con la participación de Alfonso Rodríguez, director técnico y entrenador del Club Balonmano Playa Sevilla. El sevillano, más conocido en el mundo del balonmano playa como Alfonsi, comenzó su andadura como entrenador de balonmano playa en 2009 y acumula un palmarés envidiable:  2 Campeonatos de España senior femenino, 2 Campeonatos de España juvenil femenino, 3 Tour Nacional senior femenino (2 Arena Tour y 1 Tour RFEBM) y 1 Arena Tour Senior Masculino entre otros títulos. A nivel europeo, ha participado con el Grupo Llopis BMPY Sevilla en 1 EBT Master Finals y 2 Champions Cup. Hoy, el preparador nos habla sobre el puesto específico de especialista en nuestro deporte.


El/la especialista en balonmano playa lo entendemos como el jugador o jugadora que actúa como portero/a ofensivo/a durante las diferentes fases del ataque del equipo y que realiza el cambio cuando se pierde la posesión de balón.

La importancia de ésta posición es clave para entender la idiosincrasia del balonmano playa ya que es el jugador o jugadora que hace diferente nuestro deporte debido a que, gracias a este cambio, el equipo con posesión de balón ataca en superioridad numérica (siempre que no haya exclusiones por parte de alguno de los equipos). Tanto su forma de jugar, de desplazarse como su posición en el ataque es fundamental para el ataque de su equipo y por lo tanto para confeccionar una defensa. Por ello, podemos entender al especialista ofensivo como el jugador clave en el ataque, tanto por sus acciones como por el peligro que representa dentro del ataque de su equipo. No hay que olvidar que el lanzamiento de este jugador es en teoría el más sencillo, ya que para anotar un gol doble no necesita marcar en fly o en giro como el resto de compañeros.

Por ello, a la hora de plantearnos el juego de nuestro equipo, lo primero que debemos analizar es qué tipo de especialista tenemos, que posibilidades de juego es capaz de otorgarle al ataque de nuestro equipo y en qué aspectos técnicos y tácticos queremos que mejore para desarrollar todo el potencial de juego de nuestro equipo. Teniendo en cuenta la posición que adquiere en el campo y sus capacidades, podemos separar a los especialistas en varios grupos, siempre con matices, hay que entender que hay jugadores que poseen varias cualidades y que cada equipo entiende el ataque del balonmano playa con su estilo y adaptando su especialista a las necesidades concretas del partido:

  • Especialista asistente: Los equipos de balonmano playa españoles hemos adquirido un concepto de especialista “jugón”. Es un jugador rápido e inteligente, que se coloca en el centro del ataque y es el que distribuye el juego de ataque del equipo. Es el jugador que fija a los defensores con trayectorias amplias y curvas y asiste a sus compañeros, tanto en fly como en giro. Todo el peso del ataque del equipo recae sobre este jugador, por ello debe ser rápido en las acciones de fijación y ser capaz de elegir el momento y el compañero para asistir, y especialmente el momento en el que debe ser él quien finalice el ataque. Obliga a las defensas a tener una gran movilidad sobre la línea defensiva, obligando al especialista a cambiar las trayectorias y los pases en el último momento.
  • Especialista lanzador: Es el jugador antagónico al especialista asistente, ya que éste carga el peso de los lanzamientos en su persona. Suelen ser jugadores con buena envergadura,  normalmente laterales del balonmano sala, con trayectorias más cortas y directas contra los defensores. Normalmente se apoya en sus compañeros para que le asistan y suele cambiar su posición en el ataque, buscando siempre una posición de lanzamiento más cómoda. Su presencia obliga a las defensas a una mayor profundidad, ya que tienen que salir a 8  o 9 metros a contactar con estos jugadores.
  • Especialista penetrador: Es un tipo de jugador rápido, con un buen uno contra uno, capaz de desequilibrar a las defensas penetrando entre los espacios que dejan los defensores. Tienen buena finta y dominan bien el ciclo de pasos, deben tener capacidad de asistir y de finalizar para poder anotar cuando alcanzan los seis metros o asistir a un compañero cuando existen ayudas defensivas. Provocan una gran cantidad de espacios para sus compañeros, especialmente las alas, tienen muy controlado el ciclo de pasos y deben tener un buen concepto del amago y la penetración o el pase. Los defensores deben tener una especial atención por las acciones que provocan, por evitar los contactos y que les saquen exclusiones.

También podemos clasificar a los especialistas según la posición que adquieren en el campo, habiendo tres variantes posibles y como antes, teniendo en cuenta que la riqueza de los equipos nacionales en ataque hace que los especialistas puedan tener muchas cualidades y sean capaces de jugar en varias posiciones.

  • Especialista en el centro: Es la posición más normal donde podemos encontrarnos al especialista. Su posición central le da una mayor ventaja para observar a las defensas y tomar las diferentes elecciones, asistir, penetrar o lanzar. Debe estar muy pendiente de las ayudas defensivas y de los espacios que crea, ya sea en las alas o en el centro con el pivote.
  • Especialista en un ala: Es una posición buena si tenemos un especialista con una buena finalización, el especialista genera espacios a partir de la especial atención que la defensa tiene sobre su posición. Es una buena posición si tenemos un jugador creativo que sea capaz de asistir y girar, ya que encontrará muchos más espacios en la defensa, resolviendo un claro tres contra dos con muchos espacios.
  • Especialista en el pivote: Es una opción prácticamente desterrada en nuestro país. Suelen colocarse a jugadores grandes en esta posición que actúan como un pivote de balonmano sala. Es una buena opción si los tres jugadores exteriores son capaces de generar goles por su cuenta y asisten al especialista cuando no encuentran una solución al ataque.

Como hemos comentado anteriormente, la riqueza en el ataque viene dada por la variedad que los especialistas son capaces de adquirir, si es capaz de ser un lanzador y asistente, si es capaz de penetrar y variar su posición en el ataque, cuántas más variantes, más rico será el juego del equipo en ataque. Ahora que el reglamento permite tener diez jugadores en el acta, es una buena opción tener varios tipos de especialistas e intercalarnos en los ataques, obligando a las defensas a tener que adaptarse una y otra vez al ataque, también es una buena opción cambiar la disposición del ataque, variando con la posición del especialista, centro o banda, o la distribución del equipo, cuatro en línea, tres uno, etc. Cuando estemos en categorías superiores, donde nos centramos especialmente en la mejora del juego del equipo a nivel táctico, es importante tener claro que tipo de juego queremos desarrollar y por lo tanto que jugador debe ser el especialista del equipo, asimismo, podemos hacer este proceso a la inversa, saber qué tipo de especialistas tenemos y a partir de ahí, desarrollar el juego de ataque. En etapas de categorías inferiores deberíamos formar a nuestros jugadores y buscar no sólo potenciar sus habilidades adquiridas, sino también mejorar en aquellas que no domina.

En España tenemos a los mejores especialistas que pueden verse a nivel continental, precisamente porque son capaces de dominar todas o varias de las opciones que aquí hemos ido comentando. Debemos abandonar la vieja idea de las capacidades antropométricas de los jugadores, más comunes de otras épocas y de otras escuelas, y recordar que éste es un deporte de talento, de imaginación, de creatividad, de velocidad y de improvisación. Pongamos en valor el balonmano playa que practican nuestros equipos gracias a las aportaciones de los especialistas y recordemos como el mejor jugador del mundo rondaba los 1.70 metros, no estaba dotado de un lanzamiento espectacular,  pero si de un talento inimaginable. Tanto que Brasil, para lograr ser los grandes dominadores de este deporte en los últimos diez años, copiaron lo que a ellos les faltaba, un especialista que diera riqueza al juego del equipo. Apostemos por lo nuestro.

AkNct362Cv23VZAeAFhVMx486X13_cbxjsP0UxrkDAct
Alfonso Rodríguez y su Grupo Llopis BMPY Sevilla Senior Femenino. Champions Cup Gran Canaria 2015.